IR-RADIAR


Ritmo y flow

3 de Abril: Colcapirhua (Cochabamba)
4 de Abril: mARTadero (Cochabamba)
7 de Abril: Teatro de Cámara (La Paz)

El proyecto nace del intercambio de ideas y pensamientos que se transforman en movimiento y sonido. La propuesta explora la proyección de sensaciones internas que constituyen a un ser humano, a partir de encuentros que transforman y redefinen constantemente.
El producto final resulta en una obra de danza y música que se desarrolla de acuerdo al espacio y público.
Es una propuesta para espacios alternativos, teatrales y contextos varios.

El objetivo del proyecto va por explorar posibles representaciones (relaciones) “escénicas”, construidas en base a ciertos conceptos planteados: desde un principio de singularidad a ideas más complejas como la antropología del ser, antropología como estudio de la realidad humana. Más allá de la complejidad de los términos planteados se realiza un trabajo sonoro y de movimiento corporal que responde a imágenes primarias: emocionales, biológicas, sociales que constituyen al intérprete.
De manera continua, se reorganizan las imágenes en respuesta a los resultados obtenidos añadiendo imágenes relacionadas al mundo propio de los interpretes; en torno a la complejidad que implica un ser humano.


MARÍA JOSÉ RIVERA
LA PAZ, BOLIVIA







Inició sus estudios en danza clásica. Posteriormente realizó varios cursos de perfeccionamiento en ballet, danza contempo
ránea y teatro en Bolivia, Cuba, Estados Unidos, Suiza, México, Holanda y Austria. En 2005 concluyó la Licenciatura en Coreografía del INBA en el Centro Nacional de las Artes en México.
Por varios años su interés artístico se enfocó en una búsqueda en la danza contemporánea como arte escénica total que puede involucrar otras artes. Esta exploración se inició por el intercambio con músicos y artistas visuales y se vio enriquecido con la posibilidad de trabajar e interactuar con nuevas tecnologías. Actualmente su trabajo se desarrolla como una búsqueda artística ligada a la identidad y su relación con la contemporaneidad.
Desde 1988 se ha presentado en los principales teatros de Bolivia y México y en diversos festivales. Participó del Concurso Internacional de Danza Alicia Alonso y el Festival Habana Vieja (Cuba). El "2000 Feet World of Dance" (E.E.U.U.). Formó parte del elenco profesional de Ballet Independiente, participó de la creación de la Compañía de Danza Experimental Tierra Independiente. Bailó con la Compañía el Cuerpo Mutable, trabajó con el grupo Teatro Frederik, danza y teatro negro, y fue parte del Musical Ciudad Blanca (México). Participó junto a Teatro Frederik en el Festival Internacional de Teatro FITAZ, el Festival de VideoArte La Paz Marka, ANDANZA Festival de danza Contemporánea (Bolivia). En 2008 obtuvo el apoyo de DanceWEB para participar en el Festival ImPulsTanz (Austria). En 2012 participó del Full Moon Dance Festival (Finlandia).
En marzo de 2007 fundó Espacio Danza, para el desarrollo de las artes escénicas contemporáneas. En Bolivia, ha colaborado con la Alcaldía de El Alto, la Sub Alcaldía de Mallasa, la Universidad Mayor de San Andrés y el Gobierno Municipal de El Alto. Entre 2009 y 2015 fue directora del Ballet Oficial de Bolivia, dependiente del Ministerio de Culturas de Bolivia.
Entre sus principales maestros se encuentran: Rudolf Kharatian, Vladimir Anguelov (E.E.U.U.), Cecilia Appleton, Pilar Urreta, Rossana Filomarino, Serafín Aponte, Marcela Aguilar, Joaquín López “Chas”, Tatiana Zugozagoitia, Reyna Pérez, Jaime Soriano, Bernardo Rubinstein (México), Thomas Lehemen (Alemania), David Zambrano (Venezuela/Holanda), Ko Morobushi (Japón), Vera Mantero (Portugal), Ziya Azazi (Turquía).
En 2017, mediante una beca Erasmus+ concluyó la Maestría internacional denominada "Choreomundus: Dance Knowledge, Practice and Heritage", para el conocimiento de la danza, la práctica y el patrimonio intangible, con herramientas para la investigación y salvaguarda de la danza basadas en el análisis de movimiento, antropología y etnografía.
Actualmente continúa desarrollando su proyecto www.espaciodanza.net.


IRVING CRUZ CRUZ
PLUMA HIDALGO, MÉXICO






Percusionista mexicano originario de Pluma Hidalgo, población perteneciente a la Sierra Sur oaxaqueña. Es egresado de la Licenciatura de Educación Primaria del Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca, profesión que ejerció en una comunidad rural de la Sierra sur de este mismo estado por un periodo de dos años (2018-2020).
Desde la infancia mostró facilidad para trabajar con el ritmo y el pulso musical, en un principio desarrolló esta habilidad a través de la danza; durante 4 años tomó clases de danza folclórica en el programa de Misiones Culturales financiada y dirigida por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca. A los diecinueve años comienza estudios formales de instrumento (batería) en la Academia de Arte Musical de Oaxaca, después de seis meses de educación formal decide continuar de manera autodidacta.
A través de la exploración en la ejecución de diversos instrumentos percutivos y sobre todo con la influencia de compañeros músicos callejeros y/o profesionales, incursiona en ritmos latinos como cumbia, salsa, samba, bossa nova, rumba y ska. Se interesa también por las artes escénicas tomando talleres de teatro y clown en espacios culturales de Oaxaca, Nicaragua y El Salvador; esto le ha permitido a colaborar en proyectos multidisciplinarios de teatro, danza, circo y acrobacia. En agosto de 2019 participó como músico en una residencia artística con la compañía “Tierra Independiente” y a finales del mismo año fue seleccionado para participar en la obra de teatro ganadora del Programa Nacional de Teatro Escolar en el estado de Oaxaca como músico, actor y bailarín.
Actualmente trabaja en tres proyectos principales. Es parte de la sección de percusiones y batería con el “Ensamble Siete Machos”, agrupación de música original que fusiona ritmos como el ska, rocksteady, balkan, música tradicional oaxaqueña y jazz, cuentan con un álbum titulado “Báilele compadre” y están en proceso de grabación de su segundo material discográfico. Es fundador de “Puro Berrinche”, proyecto de música dirigida a público infantil que formó con amigos músicos y pedagogos en 2017. Y, “Didgeridrums”, proyecto en solitario que consiste en crear bases rítmicas con percusión y una trompeta maya o didgeridoo, en el que busca jugar y experimentar con el ritmo y la improvisación sin un género musical definido, tocando ambos instrumentos a la vez.